BUENAS PRÁCTICAS

El correo electrónico sigue siendo una herramienta primordial en la comunicación corporativa e, incluso, en la comunicación comercial. Además, día tras día recibimos grandes cantidades de correos sobre solicitudes, notificaciones, promociones, entre otros. Entonces, cuando tenemos en el correo tanta información, se hace necesario aplicar tácticas o acciones para la correcta gestión de los mensajes.

—— NOMBRAMIENTO DE OBJETOS ——

  • No revisar el correo todo el tiempo porque se pierde productividad. Se sugiere tener 3 momentos en el día para revisarlo: cuando llego a trabajar, después del almuerzo y finalizando la jornada.
  • Clasificar los correos en carpetas o etiquetas por clientes o proyectos; esto permite encontrar, de manera más fácil, algún correo o conversación.
  • En la bandeja de entrada solo deben estar los correos a los que no les he dado respuesta y las tareas que no han sido resueltas; los demás mensajes se archivan o se eliminan de acuerdo a su importancia.
  • Si estás suscrito a boletines que llegan de manera frecuente y la información no es relevante, es mejor optar por cancelar la suscripción. Esto ayuda a mantener la bandeja sin «correos basura».
  • Del mismo modo, configura tus aplicaciones para evitar el exceso de notificaciones que, en algunos casos, son innecesarias.
  • De otro lado, para mejorar la comunicación y el entendimiento, define un asunto claro en los correos y eventos de calendario; adicionalmente, redacta de manera breve el objetivo que se quiere lograr en ese evento.
  • Como dato adicional, y que tiene mayor relación con el navegador, se sugiere fijar las pestañas de las herramientas o aplicaciones que más usamos (click derecho en la pestaña y elegir la opción «Fijar o Pin Tab»); de esta manera, puedes agilizar la manera como accedes a tus apps favoritas. Finalmente, también es una buena práctica cerrar las pestañas que no estás usando para optimizar el desempeño del navegador y el equipo.