EN UN MUNDO ÁGIL

BUSQUEMOS ACUERDOS

Para lograr colaborativamente acuerdos sólidos

Para nadie es un secreto que trabajar con otras personas es complejo, y la calidad de nuestras relaciones es un factor clave en los resultados que obtenemos en el día a día. En el marco de la agilidad, esto cobra aún mayor relevancia, dado que la reflexión y la mejora del modo en que hacemos las cosas son fundamentales cuando las personas y sus interacciones son más importantes que los procesos y las herramientas.

Puntos de acuerdos

Establecer un buen contexto: compartamos nuestra mirada sobre el escenario en el que estamos buscando el acuerdo y escuchemos la postura de la otra parte.
Alinear objetivos: Expresar el resultado que queremos lograr y exploremos los intereses y necesidades de los interesados.
Un acuerdo sólido requiere intereses compartidos o complementarios. Cuando eso no sucede es necesario buscar alternativas:

1. Analizar: ¿Qué desafíos tenemos? ¿Qué es necesario resolver para lograr objetivos comunes?
2. Crear soluciones: Explorar múltiples soluciones y probar la más acertada. Busquemos que sea valiosa y que permita ver rápidamente resultados.
3. Experimentos: Expresemos la solución como experimento: ¿Qué resultado esperamos? ¿Cuánto tiempo necesitamos para verificar si está funcionando y cuáles son las principales acciones para realizar?

Para ayudar a establecer al entendimiento y tener una comunicación asertiva, apoya las conversaciones con la documentación visual, mantén una escucha activa y sé siempre cortés.