¿Conoces la frase «la primera impresión es la que cuenta»?

La imagen personal es nuestra carta de presentación frente al mundo. Ella se construye a través de la comunicación verbal y no verbal (es decir lenguaje corporal).
Hasta hace algunos años las personas se autodefinían según el lugar o la empresa en la que se desempeñaban. Hoy, ese concepto ha cambiado.
Antes cuando le preguntabas a una persona ¿Qué haces? respondía “trabajo en tal compañía”. En vez de asociar su valor a lo que era, lo hacía a la empresa para la cual trabajaba. Eso cambió, y si le preguntas a alguien en qué trabaja, te dice “yo soy tal cosa en esta compañía’. Lo que marca el valor de la persona es su aporte en la compañía”.

Así que la imagen personal o “personal branding” parte de plantearse internamente una serie de preguntas: ¿cómo quieres que los otros te vean? ¿cuáles son tus capacidades? ¿cuál es tu diferencial? ¿qué valores quieres trasmitir a los demás? ¿cuál es tu pasión? ¿cuál es tu público? ¿a dónde quieres llegar? ¿cómo te ven en redes sociales?

Si aprendes a manejar los distintos elementos que conforman tu imagen tendrás más oportunidades de causar una buena impresión ante tus diferentes públicos.

* La propia conducta: Se trata de prestar atención a cómo te desenvuelves e interactuas con losdemás. Dentro de este aspecto, está la comunicación no verbal, por ejemplo, la forma en que miras o los gestos que haces (incluyendo el uso de las manos y cómo sonríes). Todo proyecta unaimagen de ti en tu destinatario, mucho más fuerte que las palabras mismas.

* La proxemia: Tiene que ver con cómo manejas el espacio en el que estas, que tanto te atreves a moverte y la distancia que manejas con las personas.

* La vestimenta: Hay una frase que dice: “Vístete para el trabajo que quieres, no para el que tienes” En un contexto laboral, la vestimenta debe ser cuidadosamente seleccionada para no dar una imagen errónea. Lo que dices con las palabras debe quedar manifiesto también en tu apariencia.

En todos estos aspectos, sería ideal que te juzguen solamente por tus habilidades o conocimientos, pero la realidad es que estás en contacto con otras personas, y la manera en la que te desenvuelves resulta vital. El rol que juegan las percepciones es un factor que incide en el ámbito laboral. Partiendo de esa base, el desarrollo de la “marca personal” es un trabajo que requiere dedicación, disciplina y perseverancia.

Le des o no importancia a las apariencias, es indiscutible que la primera impresión está basada en el aspecto exterior y sobre todo en la imagen personal que se desprenda del estilo que lleves puesto, nos gustaría conocer si en alguna ocasión tu estilismo te ha jugado una mala pasada o si por el contrario te ha ayudado a acceder a mejores recursos, ¡no olvides dejarnos tu comentario!